10 CLAVES PARA OPTIMIZAR LA TESORERÍA DE LA START-UP

Foto Linkedin Sept09La gestión de tesorería es clave para el éxito financiero de las empresas de reciente creación. En este post vamos a apuntar diez claves que nos van a permitir optimizar la gestión de los flujos de caja y así poder incrementar los beneficios de la compañía.

  1. Llevar a cabo un business plan detallado. Además de los parámetros de negocio, dedicar tiempo adicional a un diseño detallado de la estructura de financiación de su empresa para optimizar el coste de la financiación y con ello de las salidas de efectivo de la empresa.
  2. En el business plan, una vez detallada la estructura financiera, “bajar“ al detalle de su impacto en los flujos de tesorería.
  3. Analizar no solamente los instrumentos de tesorería convencionales disponibles (préstamos, pólizas de crédito) sino fuentes de financiación alternativas como factoring, el confirming, financiación por proyectos, etc. Estudiar ventajas e inconvenientes de cada uno.
  4. Buscar posibilidades de financiación no bancaria que aumenten rentabilidad y reduzcan riesgos con un impacto positivo en la tesorería (inversores privados, business angels, crowfunding, etc)
  5. En caso de financiación bancaria, optimizar el proceso de negociación con la entidad financiera: selección de las mejores entidades financieras, establecimiento de las condiciones de financiación más favorables posibles,…
  6. Emplear sistemas informáticos adecuados que permitan la gestión integrada y diaria de la tesorería.
  7. Establecer procesos y condiciones óptimos con los clientes que permita anticipar los flujos de caja entrantes (facturación periódica y a tiempo, negociación de anticipos, negociaciones de descuentos pronto pago)
  8. Establecer procesos y condiciones óptimos con los acreedores y proveedores que permita optimizar los flujos de caja salientes (planificación detallada de los pagos, establecer condiciones de pago comerciales ventajosas, búsqueda de descuentos)
  9. Control continuado de los gastos incurridos por la start-up (empleados, comerciales, marketing), siempre ajustados a presupuesto y con un control estricto para gestionar posibles desviaciones no previstas.
  10. Revisión periódica de los presupuestos de tesorería y comparación con las cifras reales. El asesor o consultor puede tener un papel fundamental en este proceso para orientar en la toma de decisiones lo más acertada posible.

Jordi Pla

Consultor Financiero en F+s Consulting

Anuncios

La pela es la pela, ¿gasto o inversión?

La tesorería ha de estar controlada y ha de funcionar como un reloj, ¿Porque las empresas no prestan suficiente atención a su previsión de tesorería? La tesorería ha de estar controlada para olvidarse, ha de funcionar como un reloj.

Por eso es importante contar con dos elementos: el presupuesto de tesorería anual y la posición de tesorería díaria.

El primero nos permite conocer las necesidades financieras con anticipación, y si es necesario negociar con las entidades bancarias de forma estratégica y no de urgencia.

La posición díaria es el otro elemento clave que nos asegura un día a día sin sorpresas. Hace falta trabajarla un ratito al día, revisar los cobros previstos, tanto los conocidos como los estimativos, los pago con vencimiento y, otras posibilidades e ir configurando así una previsión ajustada de los posibles saldos en los diferentes bancos.

Este trabajo no aporta más de 1 hora díaria y a cambio se evitan tensiones y se optimiza la gestión de tesorería.

El problema reside cuando el empresario no es financiero y esta simple gestión le supone toda una montaña, entonces es hora de pensar en delegar estas dos simples tareas a un experto como puede ser un asistente virtual.

Durante el 2010 y lo que llevamos del 2011, más del 50% de los clientes de FireLion Administrative Solutions ha contratado este servicio recibiendo la tranquilidad de no ir sufriendo mes a mes por su liquidez. Además, más del 35% han terminado contratando nuestro servicio de administración de compras y ventas, para respirar la tranquilidad de negociar aplazamientos con sus proveedores, adelantar los periodos de cobro con sus clientes, recuperación de saldos impagados, etc…. por lo que han observado un aumento de la rentabilidad de su empresa que consideraban perdida hasta la fecha.

Este 50% inicial, ha sufrido una visión de que contratar a un asistente virtual financiero no es un gasto sino una inversión, para mejorar la gestión de su empresa mediante la delegación y además le ha permitido centrarse en otras áreas de su negocio que erán su verdadera actividad.