Invertir en Brasil?

Su estabilidad política, compromiso de fuertes inversiones en infraestructuras, relacionadas con las celebraciones del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, y su valor estratégico en el tablero comercial de Latinoamérica convierten a Brasil en el principal foco de interés del Cono Sur.

La modernización del país generará oportunidades de negocio en los sectores inmobiliario, ingeniería, infraestructuras, gestión medioambiental…En este sentido, la presencia de Brasil Dilma Rousseff ha anunciado la privatización de los nuevos aeropuertos de Brasil que se construirán para responder al flujo de visitantes a los mencionados eventos deportivos.

De momento, hay una dotación de 6000 millones de reales para la construcción de esas nuevas infraestructuras.

Actualmente Brasil es una potencia agrícola, siendo el mayor productor mundial de café, cacao, soja y caña de azúcar. Destacan también sus exportaciones de carne, fruto de importantes inversiones en explotaciones ganaderas, así como de madera, procedente de la región amazónica.

En estos últimos años Brasil ha desarrollado una política turística dotando al país de infraestructuras y ha convertido al turismo en un sector en fuerte expansión y una de las fuentes de ingresos de riqueza más importante.

Actualmente este país, es objeto de inversión de muchos grupos financieros europeos y americanos que está generando el principio de un auge industrial, turístico e inmobiliario sin precedentes siendo España uno de los principales países inversores europeos.

Este boom turístico ha experimentado una escala de precios y un fuerte potencial de crecimiento de la construcción civil. El mercado residencial Brasileño es económico, lo que propicia una buena demanda. Es uno de los mercados más seguros, donde el procedimiento para invertir es rápido y la demanda está en continuo crecimiento porque le favorece la modernización del mercado de hipotecas.

Natal viene siendo el destino con mayores oportunidades para hacer una inversión inmobiliaria de obra nueva. Sus principales atractivos, desde el punto de vista de la inversión de bienes raíces, son la construcción de un nuevo estadio de fútbol que albergará la próxima copa del Mundo del 2014, con las siguientes nuevas infraestructuras para un nuevo aeropuerto. Estas mejoras conllevarán grandísimas oportunidades para el inversor.

Además, ha conseguido en 2008 el Investment grade o Nivel de Inversión, otorgada por la Agencia Standar & Poor’s, que es un indicador para los grandes inversores extranjeros, en relación al riesgo de un país.

En definitiva Brasil, tiene una evolución económica positiva, paga bien su deuda. El gobierno brasileño incluye como temas prioritarios el desarrollo económico del país, a través de una política macroeconómica prudente, reformas tributarias e incremento de ahorro familiar y tiene un mercado inmobiliario en expansión ideal para invertir, teniendo altas posibilidades de revalorización por las plusvalías que se generan con la compraventa y por las rentas que los inmuebles generan a través de los contratos de alquiler garantizados.

Anuncios