Convertir costes fijos en una variable

La teoría tras la elaboración de presupuestos basados en actividades es muy clara. Se sabe que el suministro de buena parte de los recursos de una empresa (plantilla, equipos y edificios) debe asignarse por adelantado, antes de conocer la demanda exacta que tendrán. Una empresa paga estos recursos asignados tanto si termina utilizándolos durante el período como si no. Por ello, muchos economistas y responsables de contabilidad los consideran costes fijo. Aunque este nombre es, en un sentido muy limitado, técnicamente correcto, también es engañoso; ha confundido a muchas generaciones de directivos y contables. Los costes son fijos sólo porque los directivos no hacen nada por cambiarlos.

Voy a intentar explicar la manera de conectar las medidas que toma una empresa sobre los precios, el tamaño de los pedidos y el servicio a los clientes con los cálculos revisados sobre las demandas de recursos. Estas demandas revisadas pueden poner de manifiesto una capacidad de recursos no utilizada y – si se prevén aumentos en los volúmenes de producción y ventas – también alguna escasez en la capacidad de recursos. A partir de esta información, la empresa puede actuar para ajustar el suministro de recursos. A partir de esta información, la empresa puede actuar para ajustar el suministro de recursos con objeto de satisfacer las demandas previstas. Gracias a este ajuste del suministro de recursos, el coste de prácticamente todos los recursos de una empresa deja de ser fijo y se convierte en una “variable”. Los únicos costes realmente fijos, en la práctica, son los de los gastos u obligaciones que ya se han ejecutado y que son irreversibles, como el gasto en investigación y desarrollo o las obligaciones de pago de pensiones en función de los años de servicio de los empleados.

La secuencia de pasos para elaborar presupuestos según diversos escenarios o basados en actividades es increíblemente sencilla:

A. construir un modelo de TDABC a partir de la experiencia más reciente.

B. Calcular la rentabilidad de los productos, servicios y clientes.

C. Tomar decisiones de gestión sobre las mejoras de procesos, los precios, las combinaciones de productos y clientes, el diseño de los productos y las relaciones con los clientes.

D. Pronosticar las capacidades de proceso del siguiente período, así como el volumen y la combinación de ventas y producción, en función de las decisiones tomadas para mejorar la rentabilidad.

E. Calcular la demanda de capacidades de recursos para el siguiente período para satisfacer las previsiones de ventas y producción.

F. Autorizar el gasto (tanto si sube como si baja en relación con el período actual) para suministrar las capacidades de recursos deseadas en los períodos futuros.

Anuncios

Acerca de firelionsolutions

Eva Gordo es Fundadora Gerente de la empresa FireLion Administrative Solutions. Empresa dedicada a la asistencia virtual de servicios administrativos y empresariales via on-line, destinados para dar soluciones globales a los nuevos emprendedores, profesionales independientes, pequeña y mediana empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s